Las 5 claves para entrenar bien en pareja

Te damos las claves para aprovechar al máximo los entrenamientos en pareja:

  1. Haced los entrenamientos agradables y entretenidos
  2. Fuera las escusas, llega la motivación
  3. Podéis pasar más tiempo juntos
  4. Compite y coopera
  5. Crea sentimiento de identidad de grupo

ventajas del entrenamiento en pareja

Entrenamientos agradables y entretenidos

Normalmente a la gente que no le apasiona entrenar, cuando entrena solo hay momentos en los que ‘no lo pasas bien’ del todo, ya sea por la intensidad del entrenamiento, porque ese día ha sido muy estresante en el trabajo y no consigues desconectar etc. Pero esto cambia cuando estás haciendo deporte con alguien. Consigues que ese tiempo de entrenamiento sea de desconexión total. Gracias a ese clima de complicidad surgen bromas, risas y hasta variaciones en tus rutinas que las harán más divertidas y amenas.

 

Fuera las escusas llega la motivación

¿Quién no ha venido de trabajar a las 8 de la tarde, se ha sentado en el sofá, ha puesto la televisión y ha dicho “de aquí no me muevo´´. Cuando entrenas solo y has tenido un día duro casi cualquier excusa es perfecta para saltarte el entrenamiento del día…¡Pero no si has quedado para entrenar con alguien! El hecho de compartir entrenamiento con otra persona hace que tu sentido de la obligación te mantenga en el buen camino.

 

Podéis pasar más tiempo juntos

A veces es complicado cuadrar los horarios para verte con tus amigos; trabajo, horarios niños etc. Entrenando en pareja compartiréis más tiempo juntos y os ayudaréis mutuamente a llegar a cumplir vuestros objetivos.

 

Compite y coopera

Normalmente cuando entrenas solo te sueles relajar en tus objetivos, o eres menos ambicioso en ellos. ¿ Cuántas veces has dicho la famosa frase “no puedo más´´ .Cuando entrenas en pareja siempre tienes esa pequeña competitividad que te hace querer estar igual de bien que tu compañero y eso puede hacer que venzas tus límites y des un pasito más en tu entrenamiento.
Pero, por otro lado, al entrenar junto a un amigo, siempre quieres que mejore y os ayudaréis mutuamente a progresar y lograr los objetivos. A parte, en los momentos en los que la alimentación se te haga más cuesta arriba, podréis apoyaros para conseguir el objetivo

 

Crea sentimiento de identidad de grupo

Uno de los mejores motivos para entrenar con un compañero es la interacción social. Las personas que entrenan juntas forman una identidad de grupo que hace que no se sientan solas. Cuando logras cumplir algo por ti mismo es todo un logro, pero compartirlo con amigos que son conscientes de lo duro que has trabajado para ello es aún más gratificante. Además, si las cosas no salen como te las planeaste, no pasa nada, siempre tendrás el apoyo de tu compañero. Estos actos tan sencillos crean una conexión especial entre las personas, un vínculo que hace que su amistad sea aún más fuerte.